PROPONEN ESTABLECER MEDIDAS PRECAUTORIAS ANTE LOS DAÑOS DEL TABACO

 

  • La diputada Paula Soto propone reformar las leyes de Protección a la Salud de los No Fumadores y de Establecimientos Mercantiles.

 

  • La iniciativa busca establecer medidas precautorias ante los daños del tabaco, tanto en espacios cerrados, como en espacios abiertos.

 

Para establecer medidas precautorias ante los daños a la salud provocados por el tabaco en espacios abiertos y cerrados, la diputada Paula Soto Maldonado presentó una iniciativa para adicionar y reformar las leyes de Protección a la Salud de los No Fumadores en la Ciudad de México y la de Establecimientos Mercantiles del Distrito Federal.

Durante su intervención, la legisladora explicó que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el consumo de tabaco se ha convertido en un importante factor de riesgo para el desarrollo de múltiples enfermedades como el cáncer,  padecimientos cardiovasculares y respiratorios.

Asimismo, continuó, el humo de tabaco no sólo afecta negativamente la salud de la persona fumadora, sino que también afecta a las personas conocidas como “fumadoras pasivas”, ya que el humo del tabaco que emiten las personas fumadoras se propaga a través del aire que todas las personas respiran, tanto en espacios cerrados, como al aire libre.

“Este humo tóxico no sólo representa una fuente de contaminación por sí mismo, sino que diversos estudios realizados por la OMS han revelado que el hábito de fumar incide de manera importante en la propagación del coronavirus”, señaló.

Además, precisó, que los daños a la salud que conlleva el consumo del tabaco, las personas infectadas por la COVID-19, enfrentan un riesgo mucho mayor; debido a que el tabaquismo agrava de manera importante la salud de las personas infectadas por este virus.

La presente iniciativa busca hacer hincapié en las medidas de protección de los derechos de las personas no fumadoras en los establecimientos mercantiles que, a pesar de que cuentan con áreas de servicio al aire libre, con objeto de proteger a las personas de los cambios de tiempo, instalan barreras que impiden la libre circulación del aire.

“Como representantes de la ciudadanía, es nuestra responsabilidad sumar esfuerzos para garantizar el derecho a la salud de la ciudadanía. Las personas capitalinas tienen el derecho a gozar de una vida plena y saludable, libre del humo del tabaco y libre del riesgo que éste representa”, puntualizó.

 

 

*****