PROPONEN ELEVAR A RANGO CONSTITUCIONAL DE LA CDMX LA DESCONEXIÓN DIGITAL

  • La iniciativa del diputado Nazario Norberto Sánchez, se turnó a las comisiones unidas de Puntos Constitucionales e Iniciativas Ciudadanas y la de Asuntos Laborales, Trabajo y Previsión Social.

 

El diputado del Grupo Parlamentario de Morena, Nazario Norberto Sánchez, presentó una iniciativa que reconoce el derecho a la desconexión digital en nuestra Constitución local. La reforma es al numeral 3, del Apartado B, del artículo 10, y además, para fomentarlo y garantizarlo, se establece un inciso f) en el numeral 4 del mismo artículo, a fin de que las autoridades de la ciudad promuevan este derecho en los sectores público y privado.

En el documento se especifica que con esta reforma “impulsaremos la salud mental de las y los trabajadores en los sectores público o privado, pues debe haber espacios de descanso y momentos en los que no se les debe hablar, mensajear o presionar para trabajar fuera de la jornada laboral”.

La propuesta del legislador recalca que el tele trabajo se convirtió en una alternativa principal e innovadora para laborar desde casa durante la pandemia, sin embargo, aun hay muchas empresas que siguen aplicando esta modalidad. De acuerdo con estadísticas de la OCC Mundial, en donde participaron más de 7 mil empleados, el 45% de los trabajadores mexicanos están agotados por el exceso de juntas por video llamada, y el 51% manifestó que no ha tenido oportunidad de tomar vacaciones desde que inició la emergencia sanitaria.

“Bajo ese orden de ideas, también la OCC asegura que 6 de cada 10 trabajadores consideró tener de 2 a 3 reuniones por día y el 28% de los trabajadores también aseguró enfrentar represalias de los jefes por no atender todas y cada una de las actividades del trabajo más allá del horario laboral, lo anterior debido a que no hay un control en sus tiempos de trabajo”.

El también presidente de la Comisión de Seguridad Ciudadana refirió en la iniciativa que los factores negativos de este escenario son: la desaparición de los límites entre el espacio laboral y el del hogar; la no distinción entre sus días de descanso y sus días laborales; la sobrecarga de trabajo y la realización de tareas múltiples, que también incluyen actividades domésticas como cuidar a los niños o estar al pendiente de sus clases en línea, trabajar largas horas o incluso todo el día; hacer más actividades laborales que las usuales, y la presión de los patrones.

 

La mesa directiva turnó el proyecto de decreto a las comisiones unidas de Puntos Constitucionales e Iniciativas Ciudadanas y la de Asuntos Laborales, Trabajo y Previsión Social para su análisis y dictamen.

*****