VA MORENA POR USO DE GUANTES Y CUBREBOCAS EN VENTA DE ALIMENTOS

  • A través de la iniciativa que modifica las Leyes de Salud y de Establecimientos Mercantiles, ambas de la Ciudad de México, el diputado Alfredo Pérez Paredes busca evitar la contaminación de los alimentos y reducir el riesgos de contagio

 

Con la finalidad de establecer de manera obligatoria el uso de elementos de protección como medidas de higiene, tales como guantes y cubre bocas, para las personas que vendan alimentos preparados en vía pública o establecimientos fijos, semifijos y mercantiles, el diputado Alfredo Pérez Paredes presentó la iniciativa que modifica las Leyes de Salud y de Establecimientos Mercantiles, ambas de la Ciudad de México.

 

En sesión ordinaria del Congreso de la Ciudad de México, el integrante del Grupo Parlamentario de Morena indicó que dicha propuesta busca evitar a toda costa la contaminación de los alimentos y reducir los riesgos de contagio de los mismos a través de modificar el artículo 195 de la Ley de Salud y los artículos 28 y 35 de la Ley de Establecimientos Mercantiles, las dos de la Ciudad de México

 

En tribuna, el congresista aseguró que en la capital cada vez es más común encontrar venta de alimento en instalaciones simples pero en condiciones higiénicas deplorables, aunado a que esta actividad no ha sido del todo regulada, originando grandes riesgos a la salud para la población.

 

“Como legisladores, debemos poner mayor interés en el tema de venta de alimentos, tanto en vía pública como en establecimientos fijos, sin perder el contexto de salud que lo involucra, garantizando el derecho a la protección de la salud”, dijo.

 

Puntualizó que es de suma importancia obligar a quienes venden alimentos preparados hacer uso de elementos de protección como medidas de higiene, y emplearlos de manera adecuada, siendo estos remplazados por nuevos cuando se agote su tiempo de vida.

 

“Un cubrebocas evita que las gotas de saliva que resultan imperceptibles a simple vista vayan a dar a los alimentos, utensilios o superficies de preparación y que con ello se propaguen gérmenes al hablar, toser o estornudar”.

 

Alertó que toda persona que manipule el alimento puede transferir patógenos lo que, reiteró, puede ser evitado por medio de la higiene personal, comportamiento y manipulación adecuados.

 

La iniciativa se turnó a Comisiones Unidas de Salud y de la Administración Pública Local, con la opinión de la Comisión de Desarrollo Económico.

*****