SE PRONUNCIA CONGRESO DE LA CIUDAD DE MÉXICO POR RECHAZO DE OBJECIÓN DE CONCIENCIA

  • El diputado Temístocles Villanueva y Janeth Guerrero presentaron un Punto de Acuerdo para exhortar al gobernador de Nuevo León, a no publicar el decreto por el que se reforma la Ley estatal de salud.

 

  • La obstrucción de servicios de salud por razones moralistas atenta contra un derecho humano fundamental y bien público

 

Debido a que las reformas aprobadas a la Ley Estatal de Salud del estado de Nuevo león, el pasado 16 de octubre, que incorpora la objeción de conciencia en las personas prestadoras de los servicios de salud, es decir, podrán negar la atención con base a sus creencias, es a todas luces contradictorio con la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación.

 

Por ello, los legisladores Temístocles Villanueva (MORENA) y Janeth Guerrero (PT) presentaron un Punto de Acuerdo, el cual se aprobó, para exhortar al gobernador de Nuevo León, remitir observaciones o en su caso no publicar el decreto por el que se reforman las fracciones III y IV, y se adiciona una Fracción V, todas del Artículo 48 de la Ley en comento.

 

Asimismo, llamaron a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y a la Suprema Corte de Justicia (SCJN), así como al organismo autónomo local en la materia a remitir las observaciones pertinentes al Congreso de Nuevo León sobre la posible inconstitucionalidad de esto.

 

“La obstrucción de servicios de salud por razones moralistas y éticos, atenta contra un derecho humano fundamental y bien público, que consiste en la plena consecución del bienestar físico, mental y social, el cual no podrá negarse bajo ninguna circunstancia, mucho menos por decisiones unilaterales basadas en principios morales o religiosos”, señaló el diputado Temístocles.

 

Villanueva Ramos indicó que el posicionamiento de la sociedad civil es de rechazo, ya que exigen que las instituciones públicas de salud garanticen la oportuna prestación de los servicios y la permanente disponibilidad de personal no objetor de conciencia.

 

Explicó que la norma puede considerarse inconstitucional al regular de manera deficiente, la objeción de conciencia del personal médico y de enfermería, fuera de los límites necesarios para garantizar el pleno ejercicio del derecho a la salud.

 

“Se está restringiendo de esta manera un derecho humano sin sustento, salvo la réplica de una norma general impugnada por su inconstitucionalidad, desde donde se fundamentaron estas normas aprobadas a la Ley Estatal de Salud de Nuevo león.

 

                                                                          *****