PROPONEN EN CONGRESO CDMX DERECHO A LA DESCONEXIÓN DIGITAL

 

  • La iniciativa la presentó Nazario Norberto Sánchez, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales e Iniciativas Ciudadanas, para cuidar la salud mental de las personas, conforme a las necesidades actuales por la pandemia de Covid-19.

 

Con el fin de proteger la salud psicosocial de las personas y facilitar la vida personal libre y fuera del lugar de trabajo, el diputado de Morena, Nazario Norberto Sánchez, presentó una iniciativa que regula el Home office, también conocido como el “tele trabajo”, a través del reconocimiento del derecho a la desconexión digital en nuestra Constitución local, lo anterior reformando el numeral 3 y adicionando un inciso f) al numeral 4, ambos del apartado B del artículo 10.

El legislador explicó en el documento que por la pandemia del coronavirus, aproximadamente el 70% de las empresas en nuestro país se vieron obligadas a promover el “trabajo a domicilio”, un esquema para que los trabajadores lleven a cabo sus actividades profesionales vía remota o digital, sin presentarse físicamente en su centro laboral.

“Con esta reforma impulsaremos la salud mental de los trabajadores en los sectores público y privado, pues debe haber espacios de descanso y momentos en los que no se les debe hablar, mensajear o presionar para trabajar fuera de la jornada laboral, y aun con mayor razón en la situación de constante estrés por el Covid-19”.

El presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales e Iniciativas Ciudadanas del Congreso de la Ciudad de México, reconoció que el confinamiento por la pandemia, las noticias en torno a los fallecimientos, los contagios por el coronavirus, la rutina en nuestros hogares y por el home office, han generado problemas como estrés, ansiedad y depresión, que hoy son un tema de salud pública en nuestra capital.

Nazario Norberto Sánchez, manifestó que los factores negativos del home office son: la delimitación entre el área de trabajo y la vida privada; la desaparición de los límites entre el espacio laboral y el del hogar; la falta de distinción entre sus días de descanso y sus días laborales; la sobrecarga de trabajo y la realización de tareas múltiples que también incluyen actividades domésticas como cuidar a los niños o estar al pendiente de sus clases en línea, trabajar largas horas o incluso todo el día; hacer más actividades laborales que las usuales, y la presión de los patrones.

La iniciativa fue turnada a la Comisión de Puntos Constitucionales e Iniciativas Ciudadanas para su análisis y dictamen.

 

*****