APRUEBA EL CONGRESO LOCAL REFORMAS EN MATERIA DE RECONOCIMIENTO A LA NACIONALIDAD MEXICANA A NACIDOS EN EL EXTRANJERO

 

  • Diputadas y Diputados coincidieron en que es una acción de progresividad el garantizar esta certeza jurídica a niñas y niños, de padres mexicanos, nacidos en el extranjero.

 

El Congreso capitalino, en su carácter de Congreso Constituyente Permanente, aprobó por unanimidad la minuta con proyecto de decreto por el que se reforma el Artículo 30 de la Constitución Mexicana en materia de nacionalidad, para permitir otorgar este derecho a hijos de padres mexicanos, aún cuando éstos últimos cuenten con la nacionalidad pero no hayan nacido en territorio mexicano.

De esta forma se aprueban los cambios propuestos a la fracción II del Apartado A) del Artículo 30 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, para quedar como sigue:

Artículo 30. La nacionalidad mexicana se adquiere por nacimiento o por naturalización.
A) Son mexicanos por nacimiento:

II Los que nazcan en el extranjero, hijos de padres mexicanos, de madre mexicana o de Padre mexicano.

Esta reforma, fue a propuesta de la entonces senadora Olga Sánchez Cordero quien argumentó, en su momento, que el Artículo 30 actualmente condiciona el derecho a la nacionalidad mexicana para aquellos nacidos en el extranjero cuando sean hijos de padre o madre mexicanos nacidos en territorio nacional; por lo que los padres nacidos en el extranjero, que adquirieron la nacionalidad mexicana, no podrían transmitir ese derecho a sus hijos.

Ante esta situación lo que se plantea es que baste con que los padres, padre o madre, sean mexicanos (por nacimiento o por naturalización) para que los hijos puedan adquirir la nacionalidad mexicana.

En la exposición de motivos se estableció que contar con una nacionalidad, como parte del derecho a la identidad y en consecuencia un derecho humano, es obligación del Estado mexicano garantizarlo y promoverlo, y en cumplimiento al principio de progresividad en la materia, llevar a cabo medidas que atiendan al interés superior de los menores, para lograr su desarrollo y el ejercicio pleno de sus derechos, en este caso el reconocimiento de su nacionalidad mexicana.

Al razonar su voto, el Diputado Ricardo Fuentes Gómez coincidió en que, con esta medida, se cumple con el principio Constitucional de progresividad en los rubros de personalidad jurídica y los derechos de las niñas y los niños.

Con esto también, dijo, se está cumpliendo lo que plantea la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en cuanto a que todo ser humano tiene derecho al reconocimiento de la personalidad jurídica.

La totalidad de las legisladoras y los legisladores presentes dieron su aprobación al proyecto de decreto que contó con 60 votos a favor y cero en contra.

 

*****