CONGRESO LOCAL PIDE AL SECRETARIADO EJECUTIVO DEL SISTEMA NACIONAL DE SEGURIDAD PÚBLICA CONTEMPLAR EN SUS CARPETAS TODOS LOS DELITOS COMETIDOS POR ODIO

  • “Cuando se comete un delito motivado por el odio, no solo se afecta una persona inocente o a su familia, se atenta contra la sociedad entera”.

 

El Diputado por la fracción parlamentaria de Morena, Temístocles Villanueva Ramos, presentó un punto de acuerdo para pedir al Centro Nacional de Información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) y a la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCMDX), incluir en sus carpetas de investigación los datos estadísticos sobre los delitos que se cometen por delitos y crímenes por odio.

 

El punto de acuerdo nace a razón de la falta de información estadística que hay sobre actos delictivos que impiden el entendimiento profundo de los crímenes cometidos por odio. Si bien en las carpetas de investigaciones públicas del SESNSP ya hay un registro de las cifras de incidencia delictiva a partir de información de instituciones locales encargadas en la materia, aún falta resolver un problema público que es prioritario en la agenda de seguridad pública.

 

“Mientras no contemos con cifras que evidencien la magnitud del daño que el odio genera, no podremos dimensionarlo; lo que no se cuenta no existe y tampoco podremos generar conciencia sobre su importancia”. Argumentó Villanueva.

 

El Código Penal local establece que el odio es una de las circunstancias que hacen del homicidio y las lesiones, delitos calificados. Cabe mencionar que se presenta odio cuando el delito es cometido en contra de la víctima por cuestiones de su condición social o económica; su pertenencia a un grupo social definido; el origen étnico o social de la víctima, su nacionalidad o lugar de origen; por características como el color de su piel, sexo o género, orientación sexual o identidad de género, religión, edad, opiniones; por la discapacidad que padece o condiciones de salud; por la apariencia física, estado civil u ocupación de la víctima.

 

Las principales víctimas de crímenes de odio son personas de entre 20 y 29 años. De acuerdo a una encuesta realizada por el COPRED (2017), las personas gay ocupan la segunda posición como el grupo más discriminado (12.1%) y otros datos mencionan que México es el segundo país con más trans feminicidios, después de Brasil.

 

Al finalizar su discurso, Temístocles Villanueva mencionó que los crímenes de odio en la Ciudad de México siguen siendo una realidad. En gran medida por la falta de visibilidad que tienen desde años atrás, pero que al contar con tal información es Estado podrá instrumentar medidas de seguridad, prevención, justicia y reparación de daño de las personas que han sido vulneradas por delitos o crímenes por odio.

 

“Ahora que la Ciudad de México cuenta con una Fiscalía autónoma, estamos en un buen momento para cambiar esta problemática, porque cuando se comete un crimen de odio no sólo se afecta a una persona o a su familia, se atenta contra la sociedad entera”. Explicó.

 

*****