REFORMAS A LA LEY DE PROTECCIÓN AL EMPLEO PARA FACILITAR EL ACCESO AL SEGURO DE DESEMPLEO

  • En caso de fuerza mayor o caso fortuito que tenga como resultado que el trabajador pierda su empleo por causas inimputables al patrón y al trabajador se podrá acceder hasta seis meses al seguro de desempleo o hasta que el trabajador consiga un nuevo empleo o regrese al anterior, menciona Rubio Aldarán.

 

Hasta ahora el desarrollo de la crisis sanitaria por COVID-19 y la trayectoria de contagio han ido en aumento en el ámbito urbano, por lo que la mayor afectación podría encontrarse en áreas urbanas y ser más profunda para la población con menos recursos.

La población en pobreza en áreas urbanas podría estar en mayor riesgo ante la emergencia sanitaria debido a factores que potencian la probabilidad de contagio, tales como la necesidad de salir a trabajar y en áreas de trabajo con mayor aglomeración, una mayor probabilidad de vivir en condiciones de hacinamiento, un menor acceso al agua y la existencia de comorbilidades.

Por ello, Rubio Aldarán menciona, que mediante la adición del artículo 9 BIS a la Ley de Protección y Fomento al Empleo, se responde a la necesidad de promover la construcción de un sistema de protección social que asegure y garantice   el avance progresivo de los derechos sociales en México.

“Sin duda, el Gobierno Federal y el Gobierno Local han magnificado y han tomado medidas adecuadas para evitar la disminución de empleos, y sobre todo evitar más pérdidas humanas. Sin embargo, se tiene que estar preparado para alguna eventualidad o caso fortuito que como consecuencia presente una pérdida de empleos, como sucede por la contingencia.

Con esta reforma se busca una reducción en el desempleo y salvaguardar el ingreso de los hogares en la Ciudad de México mediante el Seguro de Desempleo ante un caso de fuerza mayor o caso fortuito que tenga como resultado que el trabajador pierda su empleo por causas inimputables al patrón y al trabajador” mencionó.

 

 

*****