PRESENTAN INICIATIVA PARA PREVENIR Y ERRADICAR EL ACOSO LABORAL

 

  • La iniciativa fue presentada por la diputada Paula Soto, la cual fue emanada del Parlamento de Mujeres de la Ciudad de México.

 

  • “La discriminación laboral contra las mujeres es casi tan antigua como el trabajo mismo y su sola existencia ha planteado grandes problemas en la convivencia y el bienestar social”.

 

Con el fin de que la discriminación y la violencia contra las mujeres en el ámbito laboral deje de ser un obstáculo hacia la igualdad sustantiva, la diputada Paula Soto Maldonado, presentó una iniciativa de iniciativa para reformar diversas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo.

La propuesta se compone de diversas iniciativas que surgieron del Parlamento de Mujeres de la Ciudad de México 2020, y tiene por objeto armonizar el derecho laboral con los derechos consagrados en los tratados internacionales, previniendo y erradicando el acoso sexual y laboral, así como la discriminación hacia las mujeres que se dedican al cuidado.

“La discriminación laboral contra las mujeres es casi tan antigua como el trabajo mismo y su sola existencia ha planteado grandes problemas en la convivencia y el bienestar social; las mujeres, nos vemos inmersas en prácticas discriminatorias que afectan no sólo nuestra situación laboral, sino también nuestra situación social, salarial, moral e incluso mental”, destacó Soto Maldonado.

La también Presidenta de la Comisión de Igualdad de Género, resaltó que los espacios de trabajo son los lugares en el que se pasa la mayor del tiempo, por lo que considera que es de suma importancia que no se vean inmersas prácticas que atenten contra la integridad, dignidad, seguridad y tranquilidad de las mujeres por su género.

“Debemos garantizar que estos espacios estén libres de prácticas violentas o discriminatorias y excluyentes, por ello es necesario generar mecanismos que garanticen el ejercicio de nuestros derechos como personas”, indicó.

Explicó que en la lucha por la igualdad, debe visibilizarse en todos los centros de trabajo, el acoso sexual y laboral, la discriminación por embarazo, maternidad o por responsabilidades de cuidado, como conductas negativas que deben tener consecuencias para quienes las ejercen o las toleran.

Puntualizó que de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) el 79.1% de los casos de violencia laboral contra las mujeres sucede en centros de trabajo y, entre los tipos de violencia más comunes en estos lugares están la violencia emocional con un 48.45% y la violencia sexual con un 47.9%.

“Con esta iniciativa, podemos tener la certeza de que las mujeres no descansamos en nuestro camino de crear un mejor futuro para las del mañana, estamos transformando nuestra realidad, exigiendo respeto a nuestros derechos humanos e igualdad de oportunidades, porque nuestra lucha es auténtica y, aunque incómoda, es completamente legítima”, enfatizó.

 

*****