PERSONAL MÉDICO Y DE ENFERMERÍA PODRÍA ASISTIR A LOS ENFERMOS TERMINALES A BIEN MORIR

  • El Diputado Ricardo Ruiz presentó una iniciativa para agregar diferentes preceptos en los artículos 1, 2, 3 y 26 de la Ley de Voluntad Anticipada del Distrito Federal.

 

  • Asimismo, con las reformas el personal de salud podrá suministrar medicamentos o tratamientos médicos para otorgar una muerte digna al enfermo en etapa terminal.

 

El Diputado Ricardo Ruiz Suárez propuso atender y regular los mecanismos y criterios para respetar la voluntad de aquellas personas que se encuentren enfermas en una etapa terminal para acceder a una muerte digna asistida.

Por ello, se incorporarán conceptos como: muerte digna, medico consultor, diagnóstico confirmado y solicitud de medicamentos para una muerte digna asistida que permiten regular y dar certeza legal y jurídica a los enfermos en etapa terminal que no deseen prolongar sus cuidados paliativos, de acuerdo con lo establecido en los artículos 1,2, 3 y 26 de la Ley de Voluntad Anticipada del Distrito Federal.

Ruiz Suárez indicó que “en la Ciudad de México se cuenta con una Ley de Voluntad Anticipada, la cual únicamente permite acceder a cuidados paliativos sin contemplar los mecanismos para acceder a una muerte digna asistida”.

El también representante del Distrito 30 en la Alcaldía Coyoacán, explicó que con esta reforma el personal de salud podrá suministrar medicamentos o tratamientos médicos para otorgar una muerte digna al enfermo en etapa terminal, únicamente cuando éste o su representante entreguen el diagnóstico confirmado y la solicitud de medicación para una muerte digna asistida.

Explicó que para poder ejercer la voluntad anticipada existen dos modalidades, el primero es un documento, el cual se tramita ante notario público y, en el segundo caso es el formato que se otorga en instituciones de salud públicas, privadas y sociales, donde el interesado manifiesta acceder a este derecho, mismos que se tiene que presentar.

Como representantes del Poder Legislativo,  dijo, es necesario proteger la dignidad humana entendida ésta como el fin supremo del derecho, siendo el principio rector y sustento de los derechos humanos y, que el Artículo 6 de  la Constitución capitalina, establece que la vida digna contiene implícitamente el derecho a una muerte digna, por lo que se tiene que establecer la protección del derecho a una muerte digna, no sólo su reconocimiento.

La iniciativa se turnó a la Comisión de Salud en el Congreso de la Ciudad de México.

 

 *****