SOLICITA CONGRESO CAPITALINO APLICAR LA DISPOSICIÓN QUE HACE MÁS SENCILLA LA LECTURA DEL ETIQUETADO FRONTAL DE ALIMENTOS ENVASADOS

  • Asegura diputado local de Morena, Miguel Ángel Macedo Escartín que ello permitirá la toma más consciente de decisiones sobre consumo de productos envasados

 

A propuesta del diputado, Miguen Ángel Macedo Escartín, el pleno del Congreso capitalino hizo un respetuoso exhortoa la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal a publicar en el Diario Oficial de la Federación, el decreto por el cual se reforma la Norma Oficial Mexicana 51 que hace más sencilla la lectura del etiquetado frontal de alimentos y bebidas no alcohólicas envasadas, frente al grave problema de obesidad y sobrepeso que enfrenta el país.

 

Ante el Pleno del Legislativo local, explicó que el pasado mes de enero el Comité Consultivo Nacional de Normalización de la Secretaría de Economía y el de Regulación y Fomento Sanitario de la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios, aprobaron la modificación a las disposiciones sobre el etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas.

 

Refirió que los principales cambios se realizaron para permitir al consumidor identificar de una forma rápida, clara y veraz, aquellos productos con exceso de ingredientes críticos como azúcares, grasas trans, grasas saturadas, sodio y contenido energético.

 

Con dicha modificación, agregó, se da cumplimiento a la Reforma a la Ley General de Salud aprobada en 2019 para obligar a los productores de estos alimentos y bebidas a colocar el etiquetado frontal, lo cual, hasta ahora, no ha sido publicado en el Diario Oficial de la Federación.

 

Macedo Escartín refirió que de acuerdo con datos del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), en México el 70 por ciento de los habitantes padece sobrepeso y casi una tercera parte obesidad, lo cual generó que en   2016 la Secretaría de Salud declarara emergencia epidemiológica.

 

En el Punto de Acuerdo de Urgente y Obvia Resolución, Macedo Escartín remitió un estudio del Instituto Mexicano para la Competitividad del año 2012, que mostró que México enfrentaba, desde entonces, una crisis de salud pública a causa del sobrepeso y obesidad con un impacto económico de entre 82 y 98 mil millones de pesos al año, es decir más del 70 por ciento del gasto programable en salud en el país.

 

 

*****