Solicita Congreso de la Ciudad que Lía Limón pida licencia ante acusaciones de tortura de parte de Morena; Acción Nacional deja sola a titular de Álvaro Obregón

● A través de un punto de acuerdo, diputadas y diputados llamaron a la titular de Álvaro Obregón a separarse del cargo en tanto se determina la responsabilidad en los posibles hechos de tortura efectuados por elementos del programa de seguridad promovido por la Alcaldesa

Ante la solicitud del Grupo Parlamentario de Morena en el Congreso de la de México de que la persona titular de Álvaro Obregón, Lía Limón, pida licencia a su cargo para responder a las acusaciones de tortura en contra de un ciudadano de la demarcación territorial, diputadas y diputados del partido Acción Nacional dejaron sola a la alcaldesa y abandonaron el Salón de Plenos del Recinto Legislativo de Donceles para evitar el debate.

Las legisladoras y los legisladores de Morena, en voz de su diputada Valentina Batres Guadarrama, alzaron la voz en el órgano legislativo para dejar en claro que no permitirán que regresen los actos de tortura a la capital del país, y desplegaron frente a la Tribuna la consigna #LÍA TORTURA.

Fue en este contexto en que el Congreso capitalino aprobó un punto de acuerdo para pedir a la Alcaldesa Lía Limón, remueva de su cargo a las personas servidoras públicas responsables de la tortura en contra del C. Francisco “N” y, para que ella, también, solicite licencia para ejercer el cargo en tanto se determina el grado de responsabilidad en la comisión de los hechos delictivos descritos.

En el punto de acuerdo, la diputada Valentina Batres denunció que a pesar de la gravedad de los hechos, la alcaldesa aún mantiene en funciones a estos elementos de la Policía Bancaria e Industrial (PBI), que forman parte del programa “Blindemos Álvaro Obregón” –seguridad privada contratada por las demarcaciones gobernadas por el PRD, PAN y PRI –, que sólo han creado desconfianza entre la población por la violación de derechos humanos, función distinta para la que fueron contratadas.

“Cabe mencionar que los hechos ocurridos fueron denunciados por el ciudadano ante la Fiscalía General de Justicia y ante la Comisión de Derechos Humanos, ambas de la Ciudad de México, no obstante, a la fecha de presentación de este instrumento legislativo, no se ha resuelto el asunto, ni ha recibido comunicación alguna por parte de la persona titular de la Alcaldía en Álvaro Obregón”, reveló.

Antes de que se diera la discusión en el pleno del Congreso local, la bancada del Partido Acción Nacional, decidió abandonar el Salón de sesiones, ante las acusaciones de Morena de que la Alcaldesa, Lía Limón se comporta como una torturadora y no como una servidora pública.

Batres Guadarrama, representante de dicha Alcaldía, recalcó que la Alcaldesa le tiene miedo a la población, además de que dejó claro que no tiene vocación de servicio, porque en vez de atender el llamado de auxilio de la ciudadanía, los reprime a través de los cuerpos de seguridad de la PBI.

Explicó que de acuerdo con el Anuario de Derecho Constitucional Latinoamericano, en el Sistema Internacional de Derechos Humanos, uno de los derechos más importantes es la prohibición de afectar ilegítimamente la dignidad personal mediante la práctica de tortura.

Al hacer uso de la palabra, el diputado Janecarlo Lozano Reynoso aseguró que en este caso de posible tortura en contra del ciudadano Francisco “N”, se llagará hasta las últimas consecuencias y, afirmó que en caso de no existir respuesta por la Alcaldesa Panista, Lía Limón, solicitaran su destitución, como se hizo con la titular de Cuauhtémoc, Sandra Cuevas.

Lozano Reynoso dijo, que las verdades no son fáciles de aceptar y por ello la bancada panista decidió dejar sola a la Alcaldesa en funciones “y no es una persecución política, porque ya la dejaron sola, están convencido de la violación que hoy la dejan sola”.

Reiteró que no es una persecución política como así lo ha querido manejar la oposición, ya que la Lía Limón, afirmó, violó por lo menos 10 artículos entre ellos el Artículo 53 de la Constitución Política de la Ciudad de México y el 61 de la Ley Orgánica de Alcaldías “la cual la hace responsable directa de la actuación de su policía, no es persecución política, el señor tiene nombre, apellido y familia”.

Recordó que en el sexenio del ex Presidente Vicente Fox, Lía Limón era funcionaria pública y en este periodo se registraron diversas desapariciones de ciudadanos y oponentes políticos que no simpatizaban con el gobierno en turno.

La diputada Marisela Zúñiga Cerón, lamentó que la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCM), aún no pueda pronunciarse sobre el tema, toda vez que la Alcaldesa no ha entregado la información solicitada y con ello se pueda determinar si existió o no tortura.

La también Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos en el Congreso de la Ciudad de México, también solicitó a la ombusperson, dé a conocer la versión pública, si es que existe, de la queja que se lleva a cabo en este órgano autónomo, y de ser necesario aplicar el protocolo de Estambul en el señor Francisco “N”.

Para hablar a favor del punto de acuerdo, el diputado Gerardo Villanueva Albarrán mencionó que los posibles hechos de tortura tienen que nombrados cuantas veces sea necesario, porque en el Congreso de la Ciudad de México no se permitirá retrocesos en los derechos humanos conquistados por los movimientos de izquierda.

“Precisamente esta Ciudad es rica en experiencia de luchas por las libertades democráticas y en contra de cualquier tipo de régimen autoritario, costó mucho trabajo, una lucha muy larga, 1968, 1971”, mencionó.

En la exposición también participaron los diputados Carlos Hernández Mirón y Alberto Martínez Urincho, quienes también expresaron su respaldo al punto de acuerdo presentado por la diputada Valentina Batres Guadarrama.

 

*****