LLAMA MORENA A INCLUIR A LOS CUERPOS DE AGUA NATURALES Y ARTIFICIALES COMO ÁREAS DE VALOR AMBIENTAL

 

  • La diputada Indalí Pardillo Cadena presentó una iniciativa para reformar los artículos 5 y 90 Bis y agregar un Artículo 90 Bis 8, a la Ley Ambiental de Protección a la Tierra para el Distrito Federal
  • En México se consume entre el 40 y 80% de las reservas de agua anualmente. Sin embargo, hay estados en donde el gasto es mayor como en Baja California Sur es la entidad con el mayor grado de estrés hídrico, aunque le siguen Guanajuato, Ciudad de México, Aguascalientes, Estado de México, Querétaro, Hidalgo, Chihuahua, Zacatecas y Sonora

 

La diputada Indalí Pardillo Cadena presentó ante la Comisión Permanente del Congreso de la Ciudad de México, una iniciativa para integrar a los cuerpos de aguas naturales y artificiales como áreas de valor ambiental que se encuentran en el subsuelo urbano.

 

La legisladora planteó que es necesario reformar los artículos 5 y 90 Bis y agregar un Artículo 90 Bis 8, a la Ley Ambiental de Protección a la Tierra para el Distrito Federal y que fue turnada para su dictaminación a la Comisión de Preservación del Medio Ambiente, Cambio Climático y Protección Ecológica.

 

“Mediante el Atlas de estrés hídrico Aqueduct, recientemente actualizado por el Instituto de Recursos Mundiales (WRI, por sus siglas en inglés), se identificó que 17 países, que albergan a una cuarta parte de la población mundial, enfrentan un estrés hídrico extremadamente alto porque gastan el 80% o más de sus reservas de agua. México ocupa el lugar 24 de 164 en el Ranking Mundial y es el segundo país de Latinoamérica, después de Chile con el mayor estrés hídrico”, compartió.

 

Pardillo Cadena explicó que de acuerdo con el punto anterior, en México se consume entre el 40 y 80% de las reservas de agua anualmente. Sin embargo, hay estados en donde el gasto es mayor como en Baja California Sur es la entidad con el mayor grado de estrés hídrico, aunque le siguen Guanajuato, Ciudad de México, Aguascalientes, Estado de México, Querétaro, Hidalgo, Chihuahua, Zacatecas y Sonora.

 

Mientras que los estados del sur-sureste son los que menos gastan y los que más problemas de acceso a agua potable y saneamiento enfrentan: Yucatán, Quintana Roo, Guerrero, Veracruz, Campeche, Oaxaca, Chiapas y Tabasco.

 

La también integrante del Grupo Parlamentario de Morena en el Congreso de la Ciudad de México expuso en el documento planteado, que nuestro país se encuentra adherido a los compromisos de la Agenda 2030, donde se establece como prioridad lograr el acceso universal y equitativo al agua potable a un precio asequible para todos, ampliar la cooperación internacional y el apoyo prestado a los países en desarrollo para la creación de capacidad en actividades y programas relativos al agua y el saneamiento, como los de captación de agua, desalinización, uso eficiente de los recursos hídricos, tratamiento de aguas residuales, reciclado y tecnologías de reutilización, y Apoyar y fortalecer la participación de las comunidades locales en la mejora de la gestión del agua y el saneamiento.

 

Ante el alarmante panorama, recordó que la capital del país podría estar ante su día cero de agua ante la falta de reservas hídricas.

 

“El ‘Día Cero’ significa una gran crisis del agua en una región. La revista de cultura científica de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México, publicó que el agua que consume la Ciudad capital proviene de tres fuentes: 71% de aguas subterráneas, 26.5% del Río Lerma y Cutzamala y 2.5% del Río Magdalena, de esta forma la principal fuente de abastecimiento la constituyen los mantos acuíferos”, indicó.

 

Por lo anterior, la diputada refrendó la urgencia de reconocer los cuerpos de agua naturales y artificiales como áreas de valor ambiental que se localizan en suelo urbano, “en las que se constituyen como zonas importantes del ciclo hidrológico y biogeoquímico, con especies acuáticas, plantas acuáticas y de otras especies de flora y fauna silvestre asociadas y representativas de la biodiversidad, así como especies introducidas para mejorar su valor ambiental, estético, científico, educativo, recreativo, histórico o turístico, o bien, por otras razones análogas de interés general, cuya extensión y características contribuyen a mantener la calidad del ambiente de la Ciudad de México”.

 

 

*****

Compartir esta información