Pide Paula Soto botones de emergencia en el Metrobús

  • El objetivo es contar con una herramienta que auxilie a las mujeres en caso de sufrir algún tipo de violencia en el Metrobús

 

  •  “Cada vez parecen más normales las noticias de mujeres acosadas sexualmente, golpeadas, violadas o asesinadas”, Paula Soto

 

A fin de evitar los delitos dentro de los autobuses del Metrobús, así como para proteger la integridad y la vida de las mujeres y niñas de la Ciudad de México, la Diputada Paula Soto Maldonado presentó un Punto de Acuerdo exhortando a las autoridades encargadas de este sistema de movilidad, implementar botones de emergencia visibles y accesibles para la ciudadanía.

 

“El 9 de marzo del año pasado, un día después del Día Internacional de las Mujeres, Ana García viajaba en el Metrobús, cuando un hombre de aproximadamente 40 años de edad la acosó sexualmente, frotando sus genitales contra el cuerpo de Ana”, relató.

 

Soto Maldonado señaló que el Sistema Metrobús ha implementado medidas preventivas a través de diversas acciones, por parte de las autoridades capitalinas. Detalló que en 2013 se puso en marcha el Sistema de Ayuda a la Operación a través del Centro Informativo de Transporte Inteligente (CITI), equipado con cámaras de video y pantallas en el interior de los autobuses del Metrobús.

 

Abundó que parte de este Sistema de Ayuda consistió en la instalación de botones de emergencia controlados exclusivamente por los operadores de los autobuses del Metrobús, con el fin de ser activados en caso de que las personas usuarias sean víctimas de algún delito.

 

“Mediante la activación de este botón, el conductor tiene la posibilidad de dar aviso al CITI para solicitar apoyo policial. Sin embargo, este botón de emergencia no está al alcance de la ciudadanía; sólo el conductor de la unidad lo puede activar”, añadió.

 

La también Presidenta de la Comisión de Igualdad de Género dijo que la violencia que se ejerce contra las mujeres, parece ya no sorprendernos. “Cada vez parecen más normales las noticias de mujeres acosadas sexualmente, golpeadas, violadas o asesinadas”.

 

Puntualizó que cuando una usuaria del Metrobús ha sufrido alguna agresión o delito y no hay ningún elemento de seguridad que la auxilie, la víctima debe anotar el número de autobús donde viajaba y la hora del incidente, con el fin de que el CITI revise la grabación de las cámaras, y determinar si se cometió el delito.

 

 

 

 

 

“Es indignante que la única protección de las usuarias que sufren día a día agresiones de tipo sexual, sea la voluntad de apoyo por parte del chofer de la unidad, o la fortuna de encontrar un policía en la siguiente estación, que la pueda auxiliar”, reclamó.

 

 

 

 

*****