URGENTE FORTALECER CONTROLES Y MECANISMOS DE REVISIÓN EN AEROPUERTOS PARA EVITAR EL SAQUEO CULTURAL DEL PAÍS

  • El diputado Ricardo Fuentes presentará un punto de acuerdo con el objetivo de exhortar a la autoridad federal y a instituciones competentes para que establezcan dichos procesos

 

El tráfico ilícito de piezas arqueológicas en nuestro país tiene muchos años, y aunque hay una fuerte regulación para las excavaciones y lugares arqueológicos, el problema está en el saqueo de estás por zonas aeroportuarias, por lo que es necesario fortalecer controles y mecanismos que eliminen por completo prácticas que atentan contra el acervo cultural del país, indicó el diputado Ricardo Fuentes Gómez.

 

Al respecto, el integrante del Grupo Parlamentario de Morena en el Congreso de la Ciudad de México, adelantó que presentará un punto de acuerdo ante esta instancia legislativa con el objetivo de exhortar a la autoridad federal y a instituciones competentes para que establezcan dichos procesos de revisión.

 

“Es de competencia federal y le corresponde a los diputados federales establecer, ya sea que lo pongan en la Ley Federal Sobre Monumentos o el Instituto Nacional de Antropología e Historia y el Instituto Nacional de Bellas Artes, que son los institutos competentes, para lo establezcan en reglamento y que los institutos soliciten a la autoridad aeroportuaria, a la Secretaria de Comunicaciones y Transportes”, dijo.

 

En entrevista, el legislador aseguró que actualmente no hay control en el aeropuerto sobre este tema, y aunque hay revisiones y prohibición sobre otros productos para salir del país como en el caso de lociones, cremas y cortaúñas, no la hay si es que se quiere viajar con una pieza arqueológica, pictórica o histórica.

 

En este ámbito puso de ejemplo a Perú, ya que explicó que en los viajes de salida de aquella nación, existen dos controles de revisión, el primero es el de rutina como en cualquier aeropuerto, pero el segundo está controlado por la Secretaría de Cultura de aquél país, donde detectan pinturas, obra plástica y textiles.

 

“En México tenemos piezas arqueológicas, piedras muchísimas como obsidiana, jade y oro, en Perú lo más rico son los textiles prehispánicos y obra pictórica. Aquí si vas con un rollo de papel nadie te dice nada, tú dices son unos posters, lo pasan por los rayos X y ni quien lo vea, pero podrías enrollar una obra de Diego Rivera que es monumento artístico nacional y ni quien te diga nada”, aunó.

 

Asimismo, lamentó que haya vestigios que ya tienen mucho tiempo fuera del país,  como los códices, los cuales, manifestó, los más importantes se encuentran en París y Oxford, derivado de que en algunos casos estos tesoros nacionales han sido regalados por expresidentes a gobernantes de otros países antes de la legislación de 1972,  correspondiente a Ley Federal Sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticos e Históricos.

 

Fuentes Gómez, quien en algún momento trabajó como Director de Educación Social para la Conservación en la Coordinación Nacional de Conservación de Patrimonio Cultural del INAH, explicó que nuestro país tiene alrededor de 200 sitios arqueológicos registrados, de los cuales 85 son zonas arqueológicas abiertas al público. De la misma forma indicó que se tienen detectados 200 mil lugares de vestigios arqueológicos, además de tener zonas de monumentos.

 

“La zona arqueológica que está abierta al público es una, el sitio arqueológico que está registrado es otra, en donde hay vestigios arqueológicos es otro, y entonces donde hay vestigios arqueológicos pues no hay un control porque es imposible poner 200 mil custodios para que verifiquen eso”.

 

Por último, expresó que hay gente que tiene piezas arqueológicas en su casa, ya que el INAH no lo prohíbe, sin embargo comentó que son piezas del Estado y lo que se pide solamente es registrarlas y tenerlas en custodia.

 

“No hay museo que pueda albergar todas las piezas arqueológicas que te puedas encontrar en México (…) Hay los museos de sitio, están los museos en las zonas arqueológicas y hay gente que tiene las piezas que las tiene que registrar el INAH. No se pueden comercializar, no se pueden vender porque son monumentos por determinación de ley, conforme lo establece la Ley FederalSobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, finalizó.

 

 

 

*****