LA PAZ, EL CAMINO PARA LA RECONCILIACIÓN Y LA RECONSTRUCCIÓN DEL TEJIDO SOCIAL

  • El Bosque de Tláhuac abrió sus puertas para conmemorar el Día Internacional de la Paz, donde cientos de personas se reunieron con el objetivo de reflexionar y destacar la importancia de construir escenarios y comunidades en armonía.

 

  • Se llevó a cabo el Primer Encuentro de Embajadores de la Paz, Tláhuac 2019, donde el baile, la música, el canto y la cultura se reunieron para destacar la importancia de la paz como principal herramienta para reconstruir el tejido social.

 

  • Las nuevas generaciones no solo deben crecer con el mensaje de paz, también deben trabajar en acciones que les permitan vivir en un estado de tranquilidad y sana convivencia; Rigoberto Salgado Vázquez.

 

El camino para alcanzar la paz es la suma de voluntades que nos permita construir y rescatar el tejido social, mediante acciones que nos permitan acabar con aquellos generadores de violencia y así disponer de una comunidad unida y solidaria, destacó Rigoberto Salgado Vázquez, diputado del Congreso de la Ciudad de México.

 

Al conmemorar el Día Internacional de la Paz, el legislador resaltó la importancia fortalecer las herramientas y los mecanismos que contribuyan al rescate de aquellos espacios públicos, de las colonias, barrios y pueblos, donde aún se percibe un clima de inseguridad y desigualdad.

 

Teniendo como escenario el Bosque de Tláhuac, Salgado Vázquez recordó que en el año de 1981, la Asamblea Nacional de la Organización de las Naciones Unidas, declaró esta fecha como el Día Internacional de la Paz, para cesar la violencia que azotaba el mundo, donde se llevara a la reflexión sobre la importancia de terminar con los males que acechan y ponen en riesgo a la sociedad.

 

Salgado Vázquez estuvo acompañado por la Diputada local Guadalupe Chavira de la Rosa, así como la titular del Fideicomiso Educación Garantizada, Berenice Hernández Calderón, el color del Coro Monumental Infantil de la Benemérita Escuela Nacional de Maestros, la Orquesta de Embajadores de la Paz, y los más de mil embajadoras y embajadores, quienes pintaron de blanco la explanada del Bosque de Tláhuac y con su buena vibra y entusiasmo, prodigaron alegría a quienes visitaron este parque.

 

“La Cultura para la Paz es una forma de vida, donde abrazamos el amor por los demás, por la naturaleza, el pacifismo como una forma de vida, la igualdad sustantiva, el luchar codo a codo para que este mundo sea mejor” mencionó el diputado por Tláhuac.

 

Expuso que este día se instauró con la convicción de invitar a todos los organismos públicos y privados a llevar a cabo diversas actividades y campañas educativas, con la finalidad de sensibilizar a la población sobre la importancia y la necesidad de vivir en un mundo donde reine y perdure la paz.

 

Puntualizó que el tema de la educación va de la mano con la paz, ya que parte primordial tiene que ver con los valores que se adquieren en casa, en la escuela y en la propia sociedad, valores que deben ser reconocidos y replicados por el bien de todos.

 

Salgado Vázquez resaltó el inicio de una cruzada nacional por parte del gobierno federal, inscrita en la ley, donde todas las escuelas de nivel básico la Cultura de la Paz formará parte de las asignaturas que tendrán los alumnos, y así trabajar para hacer de este principio, un asunto que cambien las condiciones del país.

 

“Parte de la paz es respetar la libertad y expresiones de los demás, así como trabajar en fomentar la participación de todos los sectores que conforman a la sociedad, generando condiciones que nos permitan una mejor y sana convivencia”, coincidió el diputado local.

 

Recordó que desde hace meses se viene trabajando en un modelo de bienestar e inclusión a través de los llamados Embajadores de la Paz, un colectivo de hombres y mujeres de todas las edades y de diferentes sectores de Tláhuac, quienes tienen el compromiso de servir y trabajar en favor de su comunidad, así como llevar el mensaje de Paz, mediante actividades enfocadas a la cultura, el arte, el deporte, la música y el entretenimiento.

 

“Hicimos el compromiso con los vecinos, fuimos tomando protesta en distintas sedes de la Alcaldía, así como asumir el compromiso de trabajar para que se escuche la música, se viva el deporte, se ame la lectura y formar un frente para combatir la inseguridad a partir de abrazar estas actividades como forma de vida”, enfatizó Salgado Vázquez.

 

Un claro ejemplo de ello, dijo, es el esfuerzo y la participación de la comunidad en jornadas de reforestación en defensa del medio ambiente, el fomentar el amor en los niños a la naturaleza, el gusto por la lectura, mediante el programa tertulia literaria y el Cuenta Cuentos; los paseos ciclistas por zonas de Tláhuac, como práctica deportiva, así como el llamado Palomazo, donde la gente canta, baila y se expresa.

 

“Tenemos que seguir trabajando en el rescate de la sociedad, de nuestros jóvenes, de seguir sumándonos como Embajadores de la Paz, ya que somos más los que queremos vivir en una comunidad segura, libre y con oportunidades”, concluyó Salgado Vázquez.

 

El evento estuvo amenizado por un grupo de baile, quienes, a través de la música disco de los años setenta y ochenta, nos trasladaron a una época donde también se luchó por la paz desde diferentes frentes y escenarios.

 

Posteriormente tocó el turno del Coro de la Benemérita Escuela Nacional de Maestros, integrado por niños y niñas de distintas escuelas primarias de la Ciudad de México, quienes interpretaron temas con sabor a México, de identidad, hasta poner a los asistentes a bailar con temas de los años sesentas.

 

Además no podía faltar la participación de la orquesta de Embajadores de la Paz, donde hicieron un homenaje a nuestro país, con temas como El Viajero, Sabes una Cosa, Ojalá que llueva café, sin olvidar el tradicional “Cielito Lindo”.

 

******