PROPONEN SANCIONES MÁS SEVERAS A CONTRATISTAS INCUMPLIDOS Y CORRUPTOS

  • Nazario Norberto Sánchez, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales e Iniciativas Ciudadanas propuso sanciones que van de 73,000 a medio millón de pesos así como inhabilitación para efectuar obras de gobierno.

 

Con el fin de coadyuvar a la política gubernamental de cero tolerancia a la corrupción, el diputado de Morena, Nazario Norberto Sánchez, presentó una iniciativa que tiene como objetivo llevar el buen cumplimiento de la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las mismas, cuyo incumplimiento propone sancionar desde 73 mil a 500 mil pesos con la reforma el artículo 77.
Del mismo modo, el proyecto de decreto de legislador reforma el artículo 78 para señalar que la inhabilitación será mínimo de 3 meses y se podrá extender a consideración de la gravedad de la infracción.
El también presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales e Iniciativas Ciudadanas del Congreso de la Ciudad de México, destacó que la corrupción es uno de los principales cánceres que atenta contra la libertad y la democracia de nuestro país, porque beneficia a unos cuantos pero afecta de manera garrafal al pueblo de México y su esperanza de mejores condiciones de vida en materia de obras y servicios, como escuelas, hospitales y servicios médicos, o acceso al agua.
Recalcó que en ese contexto, las corruptelas ocurren en materia de obras y licitaciones, que deriva en el incumplimiento de contratos debido en gran parte por licitaciones alteradas o conflictos de interés.
En el mes de marzo, la Secretaría de la Función Pública multó e inhabilitó por casi 4 años a dos empresas por haber vendido al IMSS ventiladores a sobre precio, o también, el famoso socavón del paso exprés de Cuernavaca donde perdieron la vida dos personas; esta obra tuvo un costo original de 100 millones de pesos, pero se incrementó al doble por la reparación.
“Lo anterior como mencioné al principio es debido a las prácticas neoliberales de corrupción, abuso de poder, tráfico de influencias, intereses políticos-económicos, compadrazgo, amiguismo, soborno, cohecho, aceptación de obsequios a cambio de favores, etcétera”, mencionó.
Finalmente, Nazario Norberto Sánchez, recalcó que este gobierno tiene la responsabilidad de acabar con esas prácticas cancerígenas con cero tolerancia a la corrupción, e incluso el Presidente de México ha manifestado que la actual administración se enfrenta a muchas obras en proceso e inconclusas, como: centros de salud, hospitales, trenes, carreteras y escuelas, es decir, que existe un “tiradero de obras”, porque en algunos casos ha transcurrido mucho tiempo y han estado abandonadas, que ya no conviene reiniciarlas porque es como destinar dinero bueno al malo.

Con el fin de coadyuvar a la política gubernamental de cero tolerancia a la corrupción, el diputado de Morena, Nazario Norberto Sánchez, presentó una iniciativa que tiene como objetivo llevar el buen cumplimiento de la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las mismas, cuyo incumplimiento propone sancionar desde 73 mil a 500 mil pesos con la reforma el artículo 77.
Del mismo modo, el proyecto de decreto de legislador reforma el artículo 78 para señalar que la inhabilitación será mínimo de 3 meses y se podrá extender a consideración de la gravedad de la infracción.
El también presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales e Iniciativas Ciudadanas del Congreso de la Ciudad de México, destacó que la corrupción es uno de los principales cánceres que atenta contra la libertad y la democracia de nuestro país, porque beneficia a unos cuantos pero afecta de manera garrafal al pueblo de México y su esperanza de mejores condiciones de vida en materia de obras y servicios, como escuelas, hospitales y servicios médicos, o acceso al agua.
Recalcó que en ese contexto, las corruptelas ocurren en materia de obras y licitaciones, que deriva en el incumplimiento de contratos debido en gran parte por licitaciones alteradas o conflictos de interés.
En el mes de marzo, la Secretaría de la Función Pública multó e inhabilitó por casi 4 años a dos empresas por haber vendido al IMSS ventiladores a sobre precio, o también, el famoso socavón del paso exprés de Cuernavaca donde perdieron la vida dos personas; esta obra tuvo un costo original de 100 millones de pesos, pero se incrementó al doble por la reparación.
“Lo anterior como mencioné al principio es debido a las prácticas neoliberales de corrupción, abuso de poder, tráfico de influencias, intereses políticos-económicos, compadrazgo, amiguismo, soborno, cohecho, aceptación de obsequios a cambio de favores, etcétera”, mencionó.
Finalmente, Nazario Norberto Sánchez, recalcó que este gobierno tiene la responsabilidad de acabar con esas prácticas cancerígenas con cero tolerancia a la corrupción, e incluso el Presidente de México ha manifestado que la actual administración se enfrenta a muchas obras en proceso e inconclusas, como: centros de salud, hospitales, trenes, carreteras y escuelas, es decir, que existe un “tiradero de obras”, porque en algunos casos ha transcurrido mucho tiempo y han estado abandonadas, que ya no conviene reiniciarlas porque es como destinar dinero bueno al malo.

 

*****