PRESENTA MORENA INICIATIVA PARA ERRADICAR LA DISCRIMINACIÓN

 

  • “A pesar de que en algunas ocasiones, muy específicas, la poda es la mejor opción para la salud del árbol o para la convivencia con la infraestructura urbana; la poda desmedida y con fines estéticos no siempre es la mejor opción para el cuidado forestal adecuado”, diputado Temístocles Villaueva

 

El diputado Temístocles Villanueva (MORENA), presentó un exhorto para reformar la Constitución Política de la Ciudad de México, la Ley Orgánica de Alcaldías de la Ciudad de México y la Ley Ambiental de Protección a la Tierra en el Distrito Federal, a fin de contrarrestar las prácticas erróneas cuando se podan y talan árboles.

 

El congresista señaló que la poda es una de las peores prácticas de mantenimiento que se le puede realizar a los sujetos arbóreos, esto debido a que un mal corte le puede causar un daño grave e incluso la muerte.

 

Los cortes mal realizados suelen ocasionar la desgarraduras de la corteza y del leño, el pudrimiento de la madera, así como el debilitamiento de sus raíces o la pérdida de la anatomía natural del árbol.

 

Por lo anterior, el punto de acuerdo propone cambiar el marco normativo de las leyes mencionadas para pasar de la perspectiva de poda y tala de árboles al de cuidado forestal. Así, el exhorto facultará a las 16 alcaldías de la Ciudad de México a brindar los servicios necesarios para garantizar el cuidado forestal y a evitar la poda y el derribo desmedido de árboles ubicados en vías públicas o en bienes de dominio público.

 

El diputado Temístocles explicó que “el principio fundamental de la Arboricultura es no hacer daño al árbol; los troncos, ramas y hojas secas albergan y alimentan a plantas, mamíferos, aves, reptiles, mariposas, insectos, hongos y microorganismos benéficos que mantienen al árbol seguro y saludable, le previenen de la invasión de plagas o enfermedades”, además de que las copas de los árboles ofrece a las personas sombra y protección contra la radiación solar.

 

Si bien se recurre a la poda y tala de plantas arbóreas, arbustos o plantas floríferas para mejorar el espacio, mantener cables, semáforos y luminaria libre de follaje; los cortes no deben hacerse de manera superficial, sino mediante técnicas apropiadas para prevenir daños innecesarios e irreversibles en los árboles.

 

“A pesar de que en algunas ocasiones, muy específicas, la poda es la mejor opción para la salud del árbol o para la convivencia con la infraestructura urbana; la poda desmedida y con fines estéticos no siempre es la mejor opción para el cuidado forestal adecuado”, reiteró el congresista.

 

El diputado Temístocles expresó que es necesario realizar un diagnóstico previo en las actividades relacionadas con la poda y el derribo de árboles en pro de la preservación de la naturaleza y el cuidado del medio ambiente y de los “pulmones” de la Ciudad.

 

******