AGUILAR SOLACHE PROPONE REGULAR EL USO DE CIGARROS ELECTRÓNICOS Y VAPORIZADORES EN LA CIUDAD DE MÉXICO

  • La diputada Guadalupe Aguilar Solache presentó una iniciativa con proyecto de decreto por la que se abroga la Ley de Protección a la Salud de los No Fumadores del Distrito Federal y se crea la Ley de Protección a la Salud de los No Fumadores de la Ciudad de México.

 

  • Las sanciones por uso de cigarros electrónicos y vaporizadores en espacios cien por ciento libres de humo de tabaco, van de 10 a 30 unidades de cuenta.

 

La diputada Guadalupe Aguilar Solache, integrante de la Comisión de Salud del Congreso local presentó este martes, una iniciativa con proyecto de decreto por el que se abroga la Ley de Protección a la Salud de los No Fumadores en el Distrito Federal y se crea la Ley de Protección a la Salud de los No Fumadores en la Ciudad de México.

 

Ante el pleno, la legisladora mencionó que los cambios referidos tienen como fundamento legal, la entrada en vigor de la Constitución de la Ciudad de México y los artículos 9 “Ciudad Solidaria”, 13 “Ciudad Habitable” en los que hace referencia a los derechos que tienen los capitalinos a la prevención, tratamiento y control de enfermedades (tabaquismo) y a un medio ambiente sano.

 

“Cuando hace 15 años, el diputado Efraín Morales trajo a este recinto la iniciativa para crear la primera ley que protegía a los no fumadores, se veía lejana la posibilidad de disfrutar de espacios públicos sin ser un pasivo e involuntario fumador”, recordó la integrante de la Comisión de Salud.

 

Abundó que, el consumo de tabaco en nuestro país ha sido un tema preponderante en la agenda política, pues está demostrado científicamente sobre los daños que causa a la salud tanto del consumidor, como de los no fumadores y por ello se han implementado medidas efectivas para evitar su consumo en espacios cerrados.

 

No obstante, en los últimos años, el cigarro electrónico, vaporizadores y los e-líquidos (un componente del cigarro electrónico compuesto por propilenglicol, glicerina, polietilenglicol, nicotina y así como diferentes saborizantes y otros químicos); han tenido un gran auge ya que no existe un marco legal que los regule. En México, expertos señalan que estos productos, lejos de ayudar a las personas a dejar de fumar, provocan daños a su salud o son considerados como un iniciador para los no fumadores.

 

Es una realidad que los cigarros electrónicos contienen sustancias nocivas para la salud que resultan adictivas y en nuestro orden jurídico debe incluirse con muchísima seriedad este tema y regular todo lo concerniente al cigarro electrónico. Es un hecho, que el contenido de los dispositivos dista mucho de ser únicamente vapor de agua y, por lo tanto, representa un riesgo potencial a la salud pública, hecho que por sí mismo constituye un aliciente para que legislemos al respecto y se emprendan políticas públicas destinadas a brindar información veraz y oportuna a la ciudadanía en general y, particularmente, a los consumidores de estos dispositivos”, aseguró la legisladora.

 

La iniciativa con proyecto de decreto propuesta por la diputada Guadalupe Aguilar Solache busca, incorporar al cigarro electrónico, vaporizadores y demás sustancias nuevas de consumo de nicotina y e-líquidos a las medidas ya establecidas para los espacios cien por ciento libres de humo de tabaco.

 

Con esta iniciativa pretendemos dar amplitud a las advertencias sanitarias en todos los empaques del producto; prohibición de patrocinio; publicidad limitada y restringida, así como restricciones de consumo en los espacios cien por ciento libres de humo de tabaco, acciones para la ejecución del programa contra el consumo del e-líquido y cigarros electrónicos, donde incluirá acciones tendientes a prevenir, tratar, investigar e informar sobre los daños que producen a la salud el consumo de tabaco, el e-líquido y el cigarro electrónico, así como sus humos, vapores y aerosoles”, dijo la integrante del Grupo Parlamentario de Morena.

 

Las disposiciones de la nueva Ley de Protección a la Salud de los No Fumadores de la Ciudad de México contempla sanciones administrativas, tanto para consumidores de cigarros electrónicos y/o vaporizadores que van de los 10 a 30 unidades de cuenta ($844.90 a $2,534.70 pesos) como para propietarios, poseedores o responsables de establecimientos mercantiles.