LEY DE PLANEACIÓN Y DESARROLLO DE LA CIUDAD DE MÉXICO HERRAMIENTA PARA UNA MEJOR CONVIVENCIA

En la Ciudad de México, una cuarta parte de su población vive en Unidades Habitacionales. Deacuerdo al Censo 2010 de la Procuraduría Social (PROSOC) existen más de 7 mil unidades habitacionales con más de 580 mil viviendas donde habitan más de 2 millones de personas.

De cada 10 unidades habitacionales, dos ya rebasaron su vida útil y su nivel de deterioro es grave. Muchas de éstas, fueron construidas antes de los sismos de 1985 y de 2017, tal es el caso de la Unidades Miguel Alemán que fue edificada en 1947  y El Rosario, en Azcapotzalco en 1972.

Por eso y en concordancia con lo que han planteado diversas personas, organizaciones de la sociedad civil, académicos y especialistas en los foros que hemos realizado, informo que:

En la Ley de Planeación del Desarrollo de la Ciudad de México, incorporaremos la Gestión Integral de Riesgos y los Atlas de Riesgos de la Ciudad y de las Alcaldías como parte de los procesos de planeación e identificación de riesgos presentes y futuros a los que está expuesta la población de la Ciudad de México.

Uno de los objetivos de la Ley, es que la población y las autoridades cuenten con instrumentos científicos y técnicos que permitan las tomas de decisiones adecuadas, nos indiquen la disponibilidad o carencia de los recursos hídricos, las zonas susceptibles a inundaciones, las zonas de mayor vulnerabilidad sísmica, las reservas territoriales.

De igual forma, el suelo de conservación, las zonas de recarga de acuíferos, dónde sí y dónde no se debe construir o, en su caso, reforzar las construcciones y edificaciones existentes y todo esto mediante un sistema de datos abiertos.

Vivimos en una ciudad vulnerable y propensa a ser afectada por fenómenos perturbadores de origen natural y antropogénicos, por lo tanto la ciudad deberá contar con un seguro para daños ocasionados por desastres como sismos e inundaciones.

 

 

DIPUTADA

MARIA GUADALUPE CHAVIRA DE LA ROSA