Incluyente, respetuosa, con apoyos económicos reales para gremios artísticos, ley que impulsa el Congreso de la CDMX

Ana Francis Mor

  • Segunda jornada del foro: “Rumbo a la Actualización de la Ley para la Celebración de Espectáculos Públicos de la CDMX”.
  • Artistas, funcionarios, activistas coincidieron en que se debe apoyar con recursos y con estímulos fiscales a grupos que impulsen la cultura y el ocio como un derecho.

“Muchas leyes han sido construidas a partir de una postura que solamente toma en cuenta a ciertos sectores de la producción de espectáculos, por ello el interés de renovar esta ley es el incluir los diversos puntos de vista que han sido invisibilizados y precarizados durante años; tomando en cuenta que la economía de los espectáculos de la ciudad es fundamental”, señaló la diputada Ana Francis López Bayghen Patiño, al iniciar la segunda jornada de las mesas de trabajo del foro: “Rumbo a la actualización de la Ley para la Celebración de Espectáculos Públicos de la Ciudad de México”.

Al abundar en el objetivo de esta tercera mesa de trabajo denominada “Economía de los Espectáculos de la Ciudad”, López Bayghen indicó que se busca visibilizar así los derechos sociales, y buscar los esquemas de financiamiento o la posibilidad de un marco de mecenazgo local, como política fiscal de fomento.

Al participar en este foro realizado en el Congreso de la CDMX, el director de Teatro UNAM, Juan Meliá, observó la importancia de este espacio como un primer diálogo abierto a propuestas y diagnósticos que coadyuven con una renovación participativa de la actual ley que, dijo, “en primer lugar, está construida a empujones temporales de intereses de sectores particulares que no refleja la realidad de hoy día, y en la que ni siquiera está incluida, en su redacción, la Secretaría de Cultura; en segundo lugar, actualmente no podría realizarse ningún espectáculo de calle como está en la redacción de la ley, cualquier alcaldía podría impedirlos”.

A su vez, José Luis Rodríguez Díaz de León, titular de la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo de la CDMX, indicó que el hecho de contar con este foro nos brinda la gran oportunidad de repensar, en su totalidad, esta ley que no fue diseñada de manera transversal, cuando el andamiaje jurídico de la ciudad se tiene que repensar en todos sus ámbitos, para contar también con una infraestructura cultural accesible para todas y todos.

Asimismo, ambos participantes coincidieron en señalar la precarización en que se encuentra el gremio artístico, no sólo a raíz de la pandemia, sino desde siempre, debido a la desprotección en que se encuentran sus integrantes, al no ser reconocidos y no contar con ninguna condición de seguridad social. 

Durante los trabajos de la cuarta mesa de discusión: “Políticas y Producción de Espectáculos Artísticos”, estuvieron presentes Edith Sánchez, del Sindicato de Músicos; Erandi Fajardo, del Consejo Nacional de Danza; Luly Garza, del Colegio de Productores de Teatro; e Itari Marta, de la Red de Espacios Cutrales Independientes y Organizados de la CDMX (RECIO), quienes expusieron los obstáculos administrativos en materia de procedimientos y legislación con los que se enfrentan en el día a día, destacando entre éstos: el no ser reconocidos como artistas y por ende no contar con una defensa laboral, prestaciones de ley, y sufrir la carencia de una corresponsabilidad política-económica que subsane en parte las pérdidas y afectaciones que les dejó la pandemia; así como la falta de instalación, en el Congreso capitalino, de la Comisión de Espectáculos Teatrales, Artísticos,  Culturales y Recreativos a través de la cual puedan contar, los distintos gremios, con un apoyo real que los visibilice ante las distintas instancias.

Ana Francis Mor

En la quinta mesa de análisis, llevada a cabo también en el salón Heberto Castillo, del edificio de Donceles, denominada “Ocio y políticas públicas urbanas”; la legisladora Ana Francis López Bayghen destacó que debemos pensar en el ocio como un detonante del encuentro social, por lo que reiteró que el presupuesto gubernamental destinado a impulsar actividades relacionadas con éste, debe ser constante, no intermitente. Por su parte, el economista cultural, Ernesto Piedra, consideró que la actualización de esta ley debe tener un enfoque integral, bajo el cual sea posible considerar una política fiscal, laboral, estética y de la conectividad digital.

En tanto que, desde el punto de vista del sociólogo Michael Spanu, de Estudios de la Noche, del CISAN UNAM, “el reglamentar un plan de desarrollo que incluya territorialmente espacios de ocio y esparcimiento es bueno para una sociedad, pero éste debe de ser de naturaleza cambiante para poder irse adaptando a las dinámicas sociales que implican un trabajo de monitoreo constante, en un territorio con dispositivos de gobernanza cercanos a la comunidad”.

A su vez, Ada Contreras, en representación del diputado Héctor Díaz Polanco se sumó a la opinión de ambos especialistas, quienes se inclinaron por una ley que brinde las mejores condiciones para que el sector artístico pueda llevar a cabo su trabajo creativo, considerando la posibilidad de una elasticidad legal y fiscal que se adecúe a cada uno de los sectores que integran al sector, preservando ante todo el componente de su bienestar.

En la sexta y última mesa de trabajo de este jueves, titulada: “Digitalidad y nuevos paradigmas en los espectáculos”, Abril Alzaga, directora Ejecutiva del FICUNAM, consideró que “el Estado tendría que estar haciendo un esfuerzo monumental por regresar a la gente a la calle para continuar creando comunidad. Hay que impulsar a México como un país que quiere preservar una cultura y cumplir con el derecho a la cultura sin precarizar a los creadores”.

En tanto que Ingrid Espejel, integrante del Comité Ejecutivo Colegiado de la Asociación Nacional de Dirección Escénica, consideró de suma relevancia, ante la transición hacia la digitalidad el establecer una adecuada regulación para la difusión de las creaciones, ya que aclaró, “la cultura no está peleada con el ocio, pero no hay que malbaratar trabajos, y a la vez, hay que generar sueldos justos cuyas ganancias no se vayan en impuestos y protejan la libertad creativa”.

Finalmente, Rodrigo Spíndola Parra, Subtesorero de Administración Tributaria, de la Secretaría de Finanzas de la CDMX, indicó que el impuesto sobre espectáculos públicos no es nuevo, pero en temas digitales hace apenas dos años estaba previsto en el Código Fiscal, además destacó que “se ha hecho un trabajo para regular y tener transparencia en los apoyos o condonaciones de pago de impuestos en algunos aforos, en pro de empujar la cultura en la ciudad”.