Solicita diputado Martín Padilla acciones para prevenir el consumo de medicamentos controlados sin supervisión médica en jóvenes

  • Afirma que es  indispensable la vigilancia luego de que el pasado 19 de enero, jóvenes de una secundaria de la Ciudad de México  resultaron intoxicados tras consumir Clonazepam.
  • Durante la pandemia aumentó en un 80% el robo de fármacos, muchos de los cuales fueron comercializados en mercados de manera ilegal.  

El diputado en el Congreso de la Ciudad de México, Martín Padilla Sánchez, solicitó a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) realizar operativos en distintos mercados de la capital con el objetivo de supervisar que no se realice la comercialización de fármacos controlados que pudieran estar al alcance de menores de edad.

Dijo que es indispensable la vigilancia luego de que el pasado 19 de enero jóvenes de una secundaria de la Ciudad de México resultaron intoxicados tras consumir Clonazepam, un medicamento de uso controlado usualmente utilizado para tratamientos contra la depresión.  

Presuntamente, agregó, los jóvenes consumieron el fármaco luego de observar un reto viralizado en la plataforma tik tok, por lo que el legislador llamó también a la Secretaría de Seguridad Ciudadana y al Instituto de la Juventud de la Ciudad de México, a realizar campañas de concientización para la población en general y dirigida a las juventudes en particular, sobre los riesgos que puede acarrear el consumo de dichos medicamentos.

Este caso, es el segundo en apenas una semana de jóvenes intoxicados con clonazepam, pues apenas el miércoles pasado se informó de otro grupo de jóvenes intoxicados en una secundaria del estado de Nuevo León.

Padilla Sánchez recordó que anteriormente se había detectado venta de medicamentos controlados en los mercados de Santa Martha Acatitla y Santa Cruz Meyehualco en Iztapalapa; en San Felipe de Jesús, en Gustavo A. Madero, y Tepito en Cuauhtémoc, por mencionar algunos, por lo que solicitó a la COFEPRIS principalmente, a realizar operativos a fin de evitar la venta ilegal de fármacos controlados en los mercados o tianguis de la capital. 

El legislador señaló que durante la pandemia aumentó en un 80% el robo de fármacos, muchos de los cuales fueron comercializados en mercados de manera ilegal. 

Finalmente, indicó que consumir medicamentos controlados sin que hayan sido recetados por un médico puede causar diversas reacciones desde alergias, intoxicación e incluso la muerte. 

Por tal motivo, llamó a trabajar desde distintos niveles con el objetivo de combatir dicha práctica. 

~o~